Los locales comerciales  e industriales son fiscalizados por las municipalidades quienes por temas normativos están obligados a  contar con una prueba de hermeticidad de sus instalaciones de gas para garantizar en todo el recorrido de la tubería no exista ninguna fuga de gas.

Es por ellos que este tipo de instalaciones deben contra con un certificado de prueba de hermeticidad

El trabajo consiste en desconectar cada uno de los equipos de gas y cerrar con tapones  y desde la ubicación del medidor colocar un manómetro en donde se inyecta aire  dejando en una lectura de 1.5 veces de la presión de trabajo por un periodo de 15 minutos en baja presión y 2 horas en media presión.

Pasado este tiempo el manómetro deberá mantenerse estable  y en caso de que la aguja del manómetro baje se dará por entendido de que la red de gas cuenta con una fuga debiendo encontrar dicha falla y resolverlo.

El manómetro debe contar con un certificado de calibración para garantizar su lectura vigente de no mas de un año de antigüedad

De esta forma garantizamos que las instalaciones de gas estén operativas  y evitar accidentes fatales.