Es necesario contar con un pozo a tierra que brinde la garantía del caso, según   el código nacional de electricidad la resistencia máxima es de 25 ohmios  pudiendo   ser esta medida menor  según requerimientos de ciertos equipos que bajo sus requerimientos  ya no solo busca proteger personas si no proteger a los equipos  que en su mayoría   dichos equipos son muy costosos  y por ende justifican protegerlos de descargas eléctricas.

Como parte de garantizar dichas lecturas se hace una medición con una frecuencia de un año   y de esta forma aseguramos que el sistema de puesta a tierra está operativa.

 

DESCRIPCION DE ACTIVIDADES

Identificación de electrodos y/o configuración del sistema de tierras.

Revisión de las condiciones físicas de electrodos, registros y conexiones electrodo – cable.

Limpieza del registro de tierra y reapriete de conexiones electrodo – cable.

Identificación de fuentes generadoras de electricidad estática.

Medición de la resistencia del electrodo de puesta a tierra (Telurómetro).

Medición de la continuidad de conexiones (electrodo-cable o cable-cable).

Verificación de altura y estado físico del pararrayos, así como estado físico de mástil en su caso.

Revisión de conductores de bajada del pararrayos (trayectoria, conexiones y tubo de protección).

Verificación del número de descargas atmosféricas en el contador (en su caso).

Revisión del ángulo de protección del pararrayos.